top of page

¡Avanzando con Alegría! Explorando el Gozo del Movimiento Libre

10 consejos prácticos para fomentar el libre movimiento de tu bebé

En nuestro viaje a través de la vida, el movimiento no solo es un acto físico, sino una manifestación de vitalidad y alegría que nos acompaña desde nuestros primeros pasos hasta nuestros años dorados. Desde los días tempranos de la infancia, cuando gateamos con curiosidad y damos nuestros primeros pasos con entusiasmo, hasta la etapa adulta, donde buscamos mantenernos ágiles y en forma, el movimiento libre es una expresión de nuestro bienestar físico, emocional y espiritual.


Recuerda esos momentos de libertad al correr por el jardín cuando éramos niños, una sensación de plenitud que se arraiga en nuestros corazones y se convierte en un faro en los días más oscuros. Esa misma alegría perdura a lo largo de los años, manifestándose de diversas formas en nuestras vidas, y nos recuerda que cada paso que damos es un regalo para celebrar.


Hoy, quiero invitarte a explorar cómo promover y disfrutar del movimiento libre con tu bebé, desde el momento en que llega al mundo hasta sus primeros pasos. Te compartiré algunos consejos prácticos que te ayudarán a crear un entorno seguro, estimulante y lleno de alegría, donde tu pequeño pueda explorar, descubrir y crecer con confianza y felicidad.


¡Acompáñame en este emocionante viaje hacia el movimiento libre y la alegría compartida!


Bebé de pie frente a una mesa
Bebé acosto de lado
  1. Verifica la seguridad del entorno. Según la etapa del desarrollo en la que se encuentre tu bebé, será importante revisar los riesgos que se encuentran a su alrededor para evitar accidentes desde caídas de la cama al rodarse o empujarse, hasta caer por las escaleras o tomar objetos dañinos o tóxicos cuando gatea y explora la casa. ¡Evita sustos innecesarios al asegurarte de que tu hogar esté a prueba de bebés!

  2. Deja los aditamentos. A menudo, menos es más cuando se trata de productos para bebés. Simplifica tu entorno para enfocarte en lo esencial y evitar la sobrecarga de accesorios. Existen en el mercado muchos artefactos sofisticados para colocar y posicionar a los bebés, que en realidad son poco necesarios. Procura tener solamente los objetos necesarios para las funciones que vas a realizar con tu bebé, como su cuna para dormir, asiento de coche al viajar, silla para comer y una bañera adecuada. Incluso, prescinde de la carriola si no lo transportas distancias largas.

Onsie de bebé y carrito de madera

3. Cuidado con la ropa que utiliza.

La ropa debe permitir el movimiento y a la vez brindar protección ante raspaduras y rozaduras. ¡Prioriza la comodidad y la seguridad para que tu bebé pueda moverse con facilidad y explorar el mundo a su alrededor!




Mamá cargando a bebé pequeño junto a su rostro

4. Dale la seguridad de tu cercanía. Los bebés exploran con mayor seguridad cuando saben que su principal cuidador se encuentra prestándoles atención. Esto les brinda la seguridad para afrontar nuevos retos, al tener la cercanía y aprobación de su principal figura de apego. Recuerda, tu cercanía y atención son fundamentales para que tu bebé se sienta seguro al explorar el mundo que lo rodea. ¡Nada mejor que el amor y la seguridad que proporcionas!

5. Fomenta el juego sin restricciones. Proporciona a tu bebé un ambiente seguro y estimulante donde pueda explorar libremente y desarrollar sus habilidades motrices.

Bebé sentado jugando en el piso con juguetes coloridos

Juguetes sencillos y coloridos, mantas suaves y libros interactivos pueden ser excelentes herramientas para promover el movimiento y la diversión.


6. Anima la interacción física. Aprovecha cada momento para interactuar físicamente con tu bebé, ya sea acariciándolo suavemente, sosteniéndolo en tus brazos o practicando ejercicios suaves. Estos momentos fortalecen el vínculo emocional entre ambos y estimulan el desarrollo físico y cognitivo del pequeño.

Mano de mamá sosteniendo mano de bebé



Mamá usando ropa deportiva jugando con pies de bebé en tapete de yoga

Bebé tomado un baño en brazos spbre la bañera

7. Establece rutinas de actividad. Diseña un horario que incluya momentos de juego activo, participación en actividades de la vida diaria y tiempo al aire libre. Estas rutinas ayudarán a tu bebé a familiarizarse con el movimiento y a incorporarlo de forma natural en su día a día. ¡La estructura que proporcionan las rutinas le brinda seguridad al bebé y fomentan su independencia!


bebé gateando feliz con padres felices detrás de él

8. Celebra cada logro. Cada pequeño avance en el desarrollo motor de tu bebé es motivo de celebración. Desde sus primeros intentos de gateo hasta sus primeros pasos, reconoce y elogia sus esfuerzos, fomentando su confianza y motivación para seguir explorando el mundo que lo rodea.


Mamá y bebé jugando boca abajo en el piso felices


9. Disfruta como la primera vez. Aprovecha esta convivencia con tu bebé para disfrutar de las cosas simples como estar en el piso, apreciar las formas y colores, utilizar diferentes texturas y otras cosas que son simplemente un disfrute para nuestros sentidos y que la cotidianidad de la vida adulta nos ha ido privando de ello. Recuerda que el movimiento libre no solo es importante para el desarrollo físico de tu bebé, sino también para su bienestar emocional y su conexión contigo. Disfruta cada momento de esta etapa tan especial y llena de descubrimientos para ambos.


10. Incorpora risas. El humor es una poderosa herramienta para fortalecer el vínculo emocional y crear recuerdos felices. ¡Ríe, juega y disfruta cada momento junto a tu pequeño!



Familia con dos bebés jugando, riendo y haciendo graciosadas


En conclusión, ¡el movimiento es la clave para un desarrollo feliz y saludable en la vida de tu bebé! Espero que estos 10 consejos sencillos y prácticos te hayan inspirado a promover la exploración y el libre movimiento desde las primeras etapas de la vida de tu pequeño. Recuerda siempre verificar la seguridad del entorno, dejar de lado los aditamentos innecesarios, cuidar la elección de la ropa, brindar seguridad emocional, fomentar el juego sin restricciones, interactuar físicamente con tu bebé, establecer rutinas de actividad, celebrar cada logro, disfrutar de las pequeñas cosas como la primera vez, e incorporar risas y alegría en cada momento compartido. Con amor, paciencia y dedicación, estarás contribuyendo al bienestar físico, emocional y cognitivo de tu pequeño, ¡avanzando juntos con alegría hacia un futuro lleno de descubrimientos y aventuras!

6 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

コメント


Axoken Servicios de Fisioterapia
bottom of page